Preserving cuba´s memory

martes, 15 de marzo de 2016

Centrales de Cuba - Central Adelaida

Estado actual del antiguo central Adelaida
El central Adelaida se fundó en la antigua hacienda Nauyú comprada el 13 de agosto de 1915 por algunos intereses españoles liderados por Laureano Falla Gutiérrez quien le puso a la fábrica de azúcar el nombre de una de sus hijas.

Ubicado en Morón, Ciego de Ávila, antigua provincia de Camagüey, el Adelaida era un gran complejo fabril que contaba con su propio aeropuerto, la segunda mayor destilería del país, poseía 1063 caballerías de tierra propia; empleaba 2970 trabajadores en zafra y tenía una capacidad de molienda de 330 000 arrobas de caña con un alto rendimiento industrial.

Se comenzó a construir en abril de 1916 y en sus alrededores surgiría el poblado de Falla (tras la caída de Gerardo Machado se renombraría Nauyú en protesta por las relaciones de los Falla con la tiranía, pero luego recobraría su denominación original).

En 1921 Laureano Falla se hizo con el completo control de la empresa al retirarse los demás socios y a partir de entonces, y hasta su nacionalización por el gobierno cubano, el central permaneció en sus manos y las de sus herederos que lo controlaron a través de la Sucesión de Falla Gutiérrez.

Su administrador en 1958 era Viriato Gutiérrez Falla, hijo de Adelaida con el millonario Viriato Gutiérrez Valladón.

Tras el triunfo de la Revolución de 1959 el Adelaida fue intervenido y luego nacionalizado por el nuevo gobierno cubano que lo renombró como Enrique Varona.

Fue uno de los centrales de la nueva provincia de Ciego de Ávila que sobrevivió a la reestructuración de la industria azucarera llevada a cabo por el presidente cubano Fidel Castro en el primer lustro del siglo XXI y aún se mantiene moliendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario