Preserving cuba´s memory

lunes, 27 de junio de 2016

La levadura Fleischmann en Cuba

Publicidad de la levadura Fleischmann en la revista Artes Blancas (1954)
La primera oficina en Cuba de la levadura Fleischmann fue establecida en 1898, durante la ocupación norteamericana, en el hotel Savoy, en el Vedado, de La Habana, por Mr. Robinson (quien negociaba en nombre de la Fleischmann YeastCompany de Estados Unidos, cuya firma fue fundada en el año 1878). Como su primer representante en la Isla fue nombrado Agustín Estévez.

En aquella época, para fermentar la masa en la fabricación de pan y galletas se usaba la llamada "levadura criolla", que no era más que la masa agria que se guardaba del día anterior. También, aunque a menor escala, se usaba la "levadura de cubo", hecha a base de lúpulo.

La levadura científicamente elaborada para dar uniformidad a la fermentación al estilo de las levaduras modernas era completamente desconocida en Cuba y, por consiguiente, su introducción, en presencia de una rutina tan arraigada en todas las panaderías durante muchos años, fue una labor muy difícil, de perseverancia y tesón. Lograr conseguir cambiar los sistemas de fermentación establecidos por el uso, en una industria donde la tradición jugaba un papel muy importante, fue un proceso lento y costoso para los promotores de la levadura Fleischmann en Cuba.

Éstos establecieron agencias en distintos lugares de la Isla para emprender esa ardua labor de convencimiento. Estas Agencias estaban en manos de Don Juan Gusó en Santiago de Cuba; Pablo Xiqués, en Camagüey; Indalecio López en Santa Clara; Andrés Franco, en Cienfuegos; Buenaventura Tío, en Caibarién, y otros.

Durante 18 años la Compañía perdió dinero en Cuba, teniendo necesidad de enviar constantemente dinero y levadura desde New York para una labor de convencimiento tan intrincada que en varias ocasiones su Agente General, Agustín Estévez, descorazonado, recomendó a la casa matrizsuspender las operaciones de la Compañía en Cuba.

Mr. Julius Fleischmann, Presidente de la Fleischmann YeastCompany en aquella época e hijo del Mr. CharlesFleischmann, fundador de la Compañía en los Estados Unidos le escribía a Estévez: “No se desanime, que gota a gota se hace un agujero en una roca”. En esos añoslas oficinas de laFleischmann se encontraban en la calle Villegas No. 81 en La Habana y se abastecía de productos de Nueva York.

Mr. Joseph Elias presidente de la filial en Cuba de la
Standard Brands Incorporated en Cuba
En enero de 1925 fue enviado Mr. Joseph M. Elias a Cuba para estudiar al negocio y este sustituyó en 1927 a Agustín Estévez en su posición Administrador General. Estévez, tras 29 años de servicio, fue retirado con una pensión decorosa en reconocimiento a su labor, conjuntamente con auxiliar, la señorita Flora Higuera, quien había colaborado con él durante todos esos años.

Ya en el momento en que Elias asumía su cargo más de la mitad de las panaderías de la República utilizaban la levadura Fleischmann, en lugar de las levaduras criollas o “de cubo, pero todavía quedaba un gran número que se aferraban a la utilización de los métodos tradicionales de fermentación.

Bajo la administración de Mr. Elias se establecieron sucursales directas de la Compañía en las distintas provincias bajo la supervisión de la Administración General de La Habana y se inauguró, en 1928, la primera fábrica de levadura Fleischmann en el extranjero. Esta fábrica se construyó en el pueblo de San Antonio de los Baños a un costo de casi 1 000 000 de pesos (una suma considerable para la época). Simultáneamente a la fábrica inauguró la compañía un edificio propio para instalar sus oficinas generales en la calle Carlos III No. 1108, en La Habana.

La experiencia obtenida en Cuba marcó la pauta para que la que la Standard Brands fuera expansionándose gradualmente en toda la América Latina, con el resultado de que, en 1958, operara en todo el continente y contara con más de diez fábricas propias en los mismos. Cuba, por consiguiente, fue la primera piedra para la Compañía en su desarrollo comercial e industrial y en esa expansión Mr. Eliasjugó un papel muy importante.

La fábrica de San Antonio de los Baños en Cuba producía y vendía, además de la Levadura Fleischmann, otros productos como los famosos Postres Royal (Gelatina Royal, Pudines Royal y Flan Royal), habiendo contribuido grandemente no sólo al desenvolvimiento industrial v comercial de nuestro país, sino también al progreso y desarrollo de las industrias de la panadería, galletería y dulcería en general.

También fue la compañía un factor importantísimo en la Industria azucarera: la fabricación de mieles invertidas fue un descubrimiento originado en Cuba y desarrollado por la misma en 1935 y convirtió en una realidad el que los ingenios azucareros pudiesen invertir sus mieles con “Levadura Invertasa Fleischmann” en vez de con ácido sulfúrico, que usaban anteriormente con graves perjuicios; no sólo en lo relativo a los daños ocasionados a la maquinaria de los propios ingenios, sino por lo peligroso que resultaba el ácido sulfúrico para los obreros que tenían que manipularlo, habiendo causado numerosos accidentes y muertes.

Antigua fábrica de levadura Fleischmann en San Antonio de los Baños, La Habana
La levadura Fleischmann cubría la Isla en su distribución a través de sus sucursales que surtían regularmente, por lo menos dos veces a la semana, con este producto de fácil descomposición, a unos 490 pueblos, lo cual constituía una red de distribución inigualable, por lo que sacaba fácil ventaja a todos sus competidores.

El servicio de distribución de la levadura Fleischmann en Cuba se hizo famoso, pues, a pesar de dos guerras mundiales, ciclones, interrupción e inundaciones, nunca de surtir el producto a sus clientes en toda la Isla. Esto era posible, no sólo por la organización de la Compañía y la producción de la fábrica de San Antonio, sino también por las distintas fábricas poseía la Compañía, situadas en puntos estratégicos en diferentes países y que podían suplir  en momentos de emergencia a otros países afectados por interrupciones en el servicio de cualquier tipo. Por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue imposible en algunas ocasiones que la sucursal de Puerto Rico recibiera levadura desdesu abastecedor de New York, la Compañía en Cuba fletó aviones de la Pan American Airways American Airways, que le costaban $10000 pesos por viaje ($1 00 por cada libra) y envió desde la fábrica en San Antonio de los Baños la levadura a Puerto Rico, evitando que sus clientes allí se vieran forzados a cerrar sus negocios y absorbiendo las pérdidas provocadas por esta situación.

En 1958 la Standard Brands Incorporated, la casa matriz de la Compañía en los Estados Unidos era una de las firmas más grandes del mundo en su clase. Dentro y fuera de los Estados Unidos, pues operaba en casi todos los países del mundo, contaba con unas 70 fábricas que producían y vendían 27 productos distintos, contándose entre ellos Ia LevaduraFleischmann, polvo de hornear y Royal, manteca, café tostado, té, gelatinas pudines, flan, queso, vinagre, malta en grano para Cervecerías, diamalta, margarina frutas congeladas, huevos congelados, ginebra y whiskey.

Ademas, la Compañía contaba con un Departamento de Importación que importaba en Estados Unidos anualmente productos del extranjero por un valor de cien millones de dólares. Entre los países que se beneficiaban de esto se encontraba Cuba que exportaba a través de Standard Brands millones de dólares en mieles finales y algún café verde en grano.

En reconocimiento al aporte de la compañía estadounidense al desarrollo de Cuba el gobierno de la Isla en ocasión del cincuentenario de la República le otorgó a través de Mr. Elias un Diploma de Honor y una Medalla como Ciudadano Eminente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario