Preserving cuba´s memory

sábado, 22 de abril de 2017

Central Andreíta - Centrales de Cuba

El central Andreíta en 1913
El central Andreíta, ubicado en Cruces, Las Villas, era el número 81 del país por su capacidad de producción diaria ascendente a 230 000 @ diarias de caña, un rendimiento industrial alto, 2023 trabajadores en zafra y 243 caballerías de tierras propias. Tenía adjunta, además, una fábrica para la producción de tablas a partir del bagazo.

Era uno de los centrales propiedad de la Sucesión de Laurano Falla Gutiérrez, el segundo grupo más importante entre los hacendados cubanos y el tercero del país por su capacidad de producción.

Se desconoce el año exacto de su fundación aunque se sabe que fue fomentado por Lino Montalvo, su primer propietario antes de 1861. Sus herederos lo mantuvieron hasta principios de la República junto con el antiguo central Concepción, adquiriendo luego dos más.

El central Andreíta a comienzos del siglo XX
En 1914 el central era operado bajo la razón social de "Compañía Azucarera Cubana y Española Central Andreíta" y controlaba 800 caballerías de tierra, de las cuales se sembraban de caña 250 por la administración, 250 por colonos y 300 se encontraban agotadas o destinadas a potreros. En ese entonces se sembraba la variedad cristalina y. como era habitual en la mayoría de los ingenios de la época, no se utilizaban ni fertilizantes ni regadío.

Para el transporte de la caña el central se servía de una red de 5 km. de ferrocarril de vía ancha y 60 km. de vía estrecha, 160 fragatas y cuatro locomotoras.

Su maquinaria constaba en 1913 de una descargadora y una desmenuzadora, seguidas de un juego de tres trapiches; diez defecadoras, con 40 000 galones de cabida; un evaporador de triple efectos con 21 000 pies de superficie calórica; cuatro tachos de punto con 750 sacos de cabida; 20 cristalizadores abiertos de 150 sacos cada uno; 38 centrífugas de varios sistemas corrientes y una batería de calderas de 4 000 caballos de fuerza, compuesta de 10 Babcock &Wilcox en cinco hornos Cook.
Vista del central Andreíta (1913)

En la zafra de 1913 el Andreíta molió 140 000 @ de caña por día y fabricó 168 606 sacos de azúcar de guarapo y 449 de azúcar de miel, para un total de 169 055 sacos de 325 libras. En la siguiente zafra el ingenió fabricó 178 423 sacos.

Laureano Falla Gutiérrez lo compró en 1917 en sociedad con A. Leblanc y Nicolás Castaño,
Casa de vivienda del central Andreíta (1913)
formando "Laureano Falla Gutiérrez y Compañía" hasta que, en 1924, compra la totalidad y constituye la empresa en 1929.

En 1958 estaba operado por la "Compañía Azucarera Central Andreíta SA", la cual tenía activos ascendentes a $3 000 000. En 1953 las utilidades del central alcanzaron $81 000; en 1955 $173 000; en 1956 $143 000; en 1957 $418 000 y en 1958$293 000.

Según la Comisión Técnica Azucarera en 1951 sus costos eran de $16.55 por cada saco de 325 libras, o sea, por debajo de la media de $17.87.

Desde el año 1942 había instalado en el interior del central un procedimiento para la fabricación de tablas de bagazo de caña.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 el central Andreíta fue nacionalizado por el nuevo Gobierno de la Isla que lo renombró como central Mal Tiempo en homenaje de recordación a una de las batallas más importantes libradas por el Ejército Libertador cubano durante la Guerra del 95.

Durante la reestructuración de industria azucarera acometida por el gobierno de Cuba en la década del 2000 el central fue, primero paralizado y luego demolido.

Bibliografía consultada:


  • Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
  • Portafolio Azucarero. Industria Azucarera de Cuba 1912 - 1914. Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo. La Moderna Poesía. La Habana. 1914.


No hay comentarios:

Publicar un comentario