Preserving cuba´s memory

domingo, 18 de diciembre de 2016

Central Guipúzcoa - Centrales de Cuba

Central Guipúzcoa en 1914
El central Guipúzcoa, ubicado en Martí, Matanzas, era el número 62 del país por su capacidad de producción ascendente a 280 000 @ de caña diarias. Tenía un rendimiento industrial en la media nacional y era un gran propietario de tierras propias con 1 467 caballerías. Contaba, además, con su propio aeropuerto.

Existe contradicción sobre el año de su fundación que algunos estiman en 1883 (cuando según esas fuentes se llamaba Jirafa y era propiedad de Sebastián Ulacia, hacendado propietario de varios ingenios. Otros estiman que su fundación ocurrió dos décadas antes, en 1863. Con el tiempo pasó al control del "Banco del Comercio" que lo vendió en 1893 al español Manuel Arocena, que le dio el nombre de Guipúzcoa. En 1916 pasaría a ser propiedad de sus sobrinos.
Locomotora de vía estrecha en el central Guipúzcoa (1914)
En la década de 1910 estuvo administrado por "Urrutia, Egaña y Compañía", un agente comisionista de azúcar de la casa "Almagro y Compañía" de La Habana, importadora de carbón, con muelles propios en Cárdenas, que administraba los centrales María Antonia, Por Fuerza y Dulce Nombre; propiedad de Ricardo Urrutia, Román Egaña y Eusebio Mayol, en sociedad con Pedro Huici y Eulalia Inés Izurrieta, quienes lo arrendaron al maestro mecánico Urdaeta en sociedad con el maestro azucarero Jurajuria. Los Gurruchaga eran entonces propietarios de 685 caballerías de tierra y del sub puerto del río La Palma en la bahía de Cárdenas. El central llegaría a estar valorado en $7 000 000. 

Según el "Portafolio Azucarero", publicado en 1914, en ese entonces el Guipúzcoa, poseía 31 caballerías sembradas de caña por la administración, 129 por los colonos de la finca (entre propias y de los colonos) y otras destinadas a potreros o en descanso. El central sembraba la variedad de caña cristalina y, al contrario de la mayoría de los ingenios de la época, empleaba fertilizantes en su cultivo. Para su transporte se servía de una red de 22 km de ferrocarril de vía estrecha, 72 fragatas y una locomotora.

Tiro de caña al basculador del central Guipuzcoa (1914)
Durante la zafra de 1913 molió 8 014 774 @ de caña para un promedio de 50 000 @ diarias y produjo 68 275 sacos de azúcar de guarapo y 638 sacos de azúcar de miel, haciendo un total de 68 913 sacos de 325 libras. Al año siguiente molería el Guipúzcoa 7 147 459 @ (50 000 @ por día) y produjo 56 929 sacos de 325 libras.

La maquinaria del central se componía en esos años de un transbordador y una trituradora, seguidos de un juego de tres tres trapiches, siete defecadoras con 15 000  galones de cabida, un evaporador de triple efecto, dos tachos de punto con 250 sacos de cabida, diez cristalizadores abiertos de cien sacos de cabida cada uno, 14 centrífugas y una batería de calderas con 1 200 caballos compuesta de ocho multitubulares en cuatro hornos.

En 1958 era propiedad principal de Jesús Azqueta Aranguena, quien había comprado su participación a la viuda de Ramón Gurruchaga en 1940. Eran socios de la "Compañía Azucarera y Ganadera Guipúzcoa", operadora del central la familia Gurruchaga. Azqueta era el presidente y administrador general, siendo los demás puestos de importancia ocupados por sus socios los Gurruchaga.

Según la Comisión Técnica Azucarera de 1951 sus costos eran de $14.91, por cada saco de 325 libras, muy por debajo de la media nacional de $17.87 y sus activos totales se valoraban en $ 3 959 409.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana, el 15 de octubre de 1960,  fue nacionalizado por el nuevo Gobierno de la Isla que lo renombró como central Esteban Hernández.

En 1965 se le instala la guía eléctrica que permite mejorar el abastecimiento de caña al basculador, posibilitando el tiro de caña con carretas y camiones, ya que anteriormente solo lo recibía por ferrocarril. Ese mismo año se instalan los conductores de azúcar a granel, lo cual, hasta entonces, se hacía por sacos.

Sin embargo, sería con vistas a la llamada "Zafra de los Diez Millones" que el Esteban Hernández recibiría las mayores inversiones y mejoras tecnológicas: Se instaló un tacho al vapor y vacío, para aumentar la superficie de evaporación; se construyó un tanque de trampa para eliminar parte de las materias extrañas que entraban a la fábrica; se instalaron tres precalentadores de guarapo y dos bombas de inyección movidas por motores eléctricos en sustitución de las antiguas de vapor; se instaló un nuevo juego de cuchillas picadoras de caña accionadas por un motor eléctrico y un segundo juego nivelador de caña, además de dos bombas de inyección de vapor para auxiliar las dos eléctricas. Al año siguiente se instalarían dos hidrociclones para la extracción de materias extrañas en la casa de calderas y en sustitución del tanque trampa de la tierra. 
El central Esteban Hernández (antiguo Guipúzcoa) antes de ser paralizado

Entre los años 1972 –1983 se realizan otras  mejorasen el central que incluyeron: un nuevo clarificador; la instalación de molinos modernos con vírgenes inclinadas; dos equipos de lubricación centralizada para el tándem y el tren de engrane; un equipo de presión para sustituir los acumuladores de contra peso; también se electrificaron los conductores intermedios y los rastrillos de bagacillo y bagazo; se sustituyeron las centrífugas de masa por centrífugas continuas y las centrífugas mecánicas de primeras y segundas por tres centrífugas automáticas ASEA; se sustituyó el tacho de hierro fundido por uno de acero de 14 pies y los calentadores verticales y los rectificadores horizontales existentes por 4 calentadores horizontales HONOLULU; se montó un calentador para jugo clarificado y se instaló una bomba de vacío para tachos y otra para comunicar tachos; se sustituyó el tercer y cuarto vaso del cuádruple efecto y los filtros Oliver de 14 pies por dos nuevos de 16 pies de construcción nacional. Por último se instalaron válvulas de evaporación neumática e hidráulica en los tachos con vista a humanizar el trabajo. 

En ese mismo período se construyó la planta de miel y bagacillo para alimento animal, así como la planta de levadura torula que se inauguró en 1979, la cual era capaz de producir 40 t diarias de este alimento animal. En 1983 se construiría, además, la planta de miel proteica anexa a la fábrica Torula.

En 1983 el Esteban Hernández se convierte en CAI (Complejo Agro Industrial). A partir de ese momento se introducirían otras mejoras tecnológicas: Se construye e instalan los conductores 1 y 2 de bagazo del tipo función de banda; se amplía la casa de bagazo e instalac un conductor tridimensional de bagazo;  se sustituye la centrífuga de tercera por centrífugas continúas ANC 1000; se construyen cuatro tanques de almacenamiento de miel final de 5000 TN cada uno; se instala un vaso preevaporado; se construye un sistema intupible y se instala  un filtro rotatorio en el guarapo mezclado y un un filtro rotatorio en el guarapo clarificado, además de un tercer filtro de cachaza; se construye una nueva caldera que sustituye a dos de las antiguas y se construye e instala un cristalizador vertical. También se instalan una cuarta centrífuga ASEA, una nueva grúa del tamden y se elimina la desmenuzadora y construye el primer molino la en desmenuzadora.

Una mejora muy importante introducida en ese período en el central es la automatización en el control de la temperatura del guarapo, el pesaje de azúcar y otros procesos en el ingenio. Se siguen desarrollando la producción de derivados y se construyen las plantas de bagacillo y la de sacharina, ambas para la alimentación animal.

Paralelamente a los cambios producidos en el central, la parte agrícola, suministradora de la materia prima, se mecaniza el corte humanizando el trabajo.

Sin embargo en el año 2004, debido a los bajos rendimientos cañeros, se decide por parte de las autoridades cubanas paralizar definitivamente el central y enviar sus cañas al Mario Muñoz Monroy del municipio Los Arabos. Tras la desaparición del central también desaparecieron las industrias que a lo largo de muchos años se habían construido anexas a él.

Bibliografía consultada:

Central Esteban Hernández. Enciclopedia Colaborativa Cubana EcuRed.
* Jiménez Soler, Guillermo. Los propietarios de Cuba. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
* Portafolio Azucarero. Industria Azucarera de Cuba 1912 - 1914. Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo. La Moderna Poesía. La Habana. 1914.

No hay comentarios:

Publicar un comentario