Preserving cuba´s memory

martes, 27 de septiembre de 2016

Central San Francisco - Centrales de Cuba

El central San Francisco, ubicado en Cruces, Las Villas, era un central pequeño (el 137 del país según su capacidad de molienda ascendente a 160 000 @ diarias de caña), un rendimiento industrial mediano, 1 500 trabajadores empleados en zafra y 124 caballerías de tierras propias.

Se fundó en el año 1850 por Pedro Nolasco González Abreu, quien fuera alcalde de Villa Clara y uno de sus vecinos más ricos hasta su fallecimiento el 26 de febrero de 1876. El ingenio permanecería en manos de su familia hasta el año 1930.

Tras su fallecimiento en 1876 el San Francisco fue heredado por sus tres hijas y entonces el San Francisco, bajo la dirección de su yerno, Luis Estévez - que solía pasar en su lujosa casa de vivienda largas temporadas en compañía de su esposa Martha - se convertiría en uno de los principales del país. 

Casa de vivienda del central San Francisco (año 1900)
En 1883 se puso al frente del negocio familiar la viuda de Perdo Nolazco, de 1889  a 1891 su otra hija Rosa Abreu de Grancher, en 1895 de nuevo su hijo político el Dr. Estévez, de 1901 a 1908 su hija Martha Abreu y, tras el fallecimiento de ésta y el suicidio de su esposo Luis Estévez, lo heredó el hijo de ambos Pedro Estévez González - Abreu.

Martha Abreu fue una gran benefactora del pueblo de Cuba y contribuyó con su fortuna a la causa libertadora de Cuba. Por ella sentía gran admiración el General en Jefe del Ejército Libertador Máximo Gómez. Su esposo, Luis Estévez, por su parte, también fue un honrado patriota que fue vicepresidente de la República en el gobierno de Tomás Estrada Palma.

En 1931 el central San Francisco pasó a ser propiedad de Vicente Domínguez Fumero, entrando como socio de 1933 hasta el 30 de octubre de 1951 el asturiano Ignacio Alonso Lorenzo hasta 1952 en que se lo vendieron a Salustiano García Díaz quien controlaba cuatro centrales y comenzó a operarlo bajo la razón de "Compañía Azucarera de Cienfuegos".

Desde finales de los años 1940 el central presentaba dificultades con la producción y tenía adeudos de $1 400 000 pesos con el Banco Gelats que perdería $114 000 pesos de esa deuda, pero intervendría para que el central pasara a manos de García Díaz que lo convirtió de nuevo en una empresa productiva.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 el central San Francisco fue nacionalizado por el gobierno cubano que lo renombró como central Martha Abreu, en honor a la gran benefactora del pueblo de Cuba y antigua propietaria.

Durante la reestructuración de la industria azucarera cubana llevada a cabo en los años 2000 el central fue paralizado, pero no demolido, y en sus instalaciones se construyó la Fábrica de Pastas Alimenticias Martha Abreu.

Bibliografía consultada:

- Enciclopedia Cubana EcuRed. Central Martha Abreu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario