Preserving cuba´s memory

lunes, 30 de mayo de 2016

Castillo San Severino de Matanzas: la fortaleza que no da al mar

El Castillo San Severino es la fortaleza más importante del llamado cinturón defensivo de la ciudad de Matanzas, y fue construida en el siglo XVIII. En sus inicios según algunas fuentes se llamó Fortaleza de San Carlos de Manzaneda, según otras su sombre siempre ha sido Castillo de San Carlos y San Severino.
La fundación de dicha fortaleza está estrechamente ligada a la importancia de fortificar la bahía de Matanzas, por la importancia que sus características y cercanías a La Habana  le daban.
Vista aérea



La fecha exacta de los inicios de su construcción es bastante debatida, la versión más extendida consigna que desde los inicios del trazado de la ciudad se tuvo en cuenta la ubicación del mismo, pero al parecer el proyecto no toma fuerza hasta el gobierno de Don Severino de Manzaneda y Salinas de Zumalabe, entre 1689 y 1695, su construcción dio fin el 28 de abril de 1780.

A lo largo de su existencia fue usado mayormente como prisión, y no parece que haya entrado en combate real, a no ser cuando los barcos americanos se presentaron en la bahía en el año 1898.

El desarrollo del puerto matancero y su movimiento a esa zona de la bahía hizo que en la actualidad sus muros no den al mar.
Ya sus muros no dan al mar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario