Preserving cuba´s memory

viernes, 15 de abril de 2016

Centrales de Cuba: Central Álava

Central México (antiguo Central Álava)
No existe certeza sobre el año de fundación del central Álava de San José de los Ramos, Matanzas - algunos lo fijan en 1820, otros en fechas más tardías como 1831 ó 1845 – pero todos están de acuerdo en que su fundador fue el magnate Julián de Zulueta, quien logró convertirlo en uno de los más grandes centrales del país en el siglo XIX.

Fuel el Álava uno de los primeros cuatro centrales que a mediados de 1850 estableció el sistema Rilliex de múltiple efecto de vapor y uno de los tres que todavía permanecía bajo la propiedad de la familia Zulueta al comenzar el siglo XX (al final sólo conservarían el central Zaza).

En 1915 los Zulueta lo vendieron a la “Cuban Cane Sugar Corporation” que en su época fuera la mayor firma azucarera del mundo con 18 centrales. Tras la quiebra de ésta compañía durante la década de 1920 pasaría a ser controlado por la Compañía Azucarera Atlántica del Golfo, del grupo Rockefeller, Sullivan & Cronwell, quienes controlaban, además, los centrales Conchita y Mercedes (también en Matanzas) y el Lugareño y el Stewart en Camagüey; y eran en 1958 el segundo grupo más importante dentro de los productores de azúcar de Cuba.

El Álava era en ese año 1958 el 29no central por su capacidad de molienda diaria que ascendía a 340 000 @, poseía un rendimiento industrial bajo de 12.42 y empleaba pocos trabajadores en zafra, apenas 958; sin embargo, era un gran propietario de tierras con un total de 2052 caballerías.

Tras el triunfo de la Revolución de 1959 el Álava fue nacionalizado y rebautizado como México. Se mantuvo moliendo por más de cuarenta años hasta que durante la Tarea Álvaro Reynoso, que reestructuró la industria azucarera cubana, se decidió paralizarlo. Sin embargo a diferencia de otros centrales de la zona que fueron demolidos, el México volvería a moler, tras siete años paralizado, aunque con rendimientos muy bajos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario