Preserving cuba´s memory

jueves, 24 de agosto de 2017

Central Salvador - Centrales de Cuba

Central Salvador en 1913
El central Salvador, situado en Calicito, Manzanillo, Oriente, era un central pequeño el No. 120 en capacidad de producción (190 000 @ de caña diarias) entre los 161 existentes en 1958. Tenía el 4to rendimiento industrial más bajo del país, empleaba 11 600 trabajadores en zafra y controlaba 78 caballerías de tierra.

Se fundó en 1891 por "Ramírez y Oro, pasando desde 1895 a "J.M. Ramírez y Compañía" y, a principios de siglo a "J.L. Ramírez y Compañía" hasta 1908 en que perteneció a Francisco Contis (o Condis).

Según el "Portafolio Azucarero", en 1913 se sembraban en las tierras del central (que entonces eran 326 caballerías) las variedades Bengala, Ceniza y Cinta no empleándose ni fertilizantes ni regadío. Para su transporte se servía el Salvador de 26 km. de ferrocarril de vía estrecha, 90 fragatas y dos locomotoras.

Su maquinaría se componía en ese entonces de una desmenuzadora, seguida por un juego de dos trapiches; 18 defecadoras con 13 000 galones; un evaporador de triple efecto y otro de doble efecto con 7 500 pies de superficie calórica; dos tachos de punto con 240 sacos de cabida; 18 centrífugas y una batería de calderas con 1 500 caballos, compuesta de seis multitubulares en tres hornos.

En 1915 sería comprado por "Godwall Maceo y Compañía", firma de comerciantes banqueros, comisionistas, consignatarios, agentes de seguros, servicios de vapores y lanchas en bahías y costas, con oficina en Manzanillo, Oriente, que también era propietaria del central Jibacoa, más tarde, demolido.

Esta firma lo vendería en 1934 a Francisco Escobar Tamayo, constituyéndose "Central Salvador SA", su última razón social durante la República burguesa, como continuadora de "Compañía Azucarera de Manzanillo El Salvador" de 1929. En este año se emitieron $29 000 en acciones, que en 1951 se incrementaron en $65 300 y el 30 de diciembre de 1953 en unas $37 000 adicionales, que hacían un total de 12 630 acciones de $10.

Unos 250 colonos en alrededor de 300 caballerías lo abastecían de caña y no tenía cañas de administración. El rendimiento de caña era de $50 000 @ por caballería. Su azúcar se embarcaba por lanchas hasta el puerto de Manzanillo a 12 km. del central.

Según la Comisión Técnica Azucarera, en 1951 sus costos eran de $17.40 por cada saco de azúcar de 325 libras, por debajo de la media nacional que era de $17.87 y sus activos totales estaban valorados en $1 118 284. En 1958 estaba valorado según algunas fuentes en $777 350 y sus activos ascendían a $783 000. Ese año tuvo que interrumpir la zafra debido a la quema de cañas por la insurgencia en la zona.

Su presidente era Francisco Escobar Tamayo, mientras sus hijos Francisco y Ricardo Escobar Quesada eran, respectivamente, vicepresidente - administrador general y tesorero.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 el central fue nacionalizado por el nuevo Gobierno de la Isla que lo renombró como central La Demajagua.

Durante la reestructuración de la industria azucarera cubana el central fue demolido.

Bibliografía consultada:
  • Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
  • Portafolio Azucarero. Industria Azucarera de Cuba 1912 - 1914. Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo. La Moderna Poesía. La Habana. 1914.

No hay comentarios:

Publicar un comentario