Preserving cuba´s memory

sábado, 10 de diciembre de 2016

Central Isabel (Media Luna) - Centrales de Cuba

Central Isabel en 1914
El central Isabel, ubicado en Media Luna, Manzanillo, Oriente, era un un central pequeño (el número 142 de la Isla por su capacidad de producción de 160 000 @ diarias), pero con un rendimiento industrial alto y extensas tierras (2 022 caballerías) y 3 000 trabajadores empleados en zafra. Explotaban en sus tierras varios cultivos de piña y henequén y un latifundio ganadero de 2 188 caballerías que era el 8vo de Cuba por su extensión. Contaba, además, con su propio aeropuerto.

Se fundó en el año 1887 por el inglés R.H. Beattie en unión de sus hermanos y se mantuvo por muchos años bajo la propiedad de su familia. En 1891 estaba bajo el control de la firma "Thomas Beattie y Hermanos"; a principios del siglo XX y hasta 1918 - 1919 de "Beattie y Cía" y a partir de 1924 (¿o 1926?) de "Compañía Azucarera Vicana" que hasta 1937 ó 1939 estuvo presidida por Richard H. Beattie y en 1939 por Delio Núñez Mesa, quien fue sustituido en 1949 por su sobrino Gonzalo Núñez Beattie pasando él a presidir el Comité Ejecutivo.
Central Isabel en el siglo XIX
Los Beattie fueron grandes emprendedores que sembraron las primeras plantaciones de Henequén en Cuba, el frijol de soja y cultivaron el gusano de seda y en 1930 en la estación experimental del central desarrollaron la variedad de caña Media Luna. La Vicana Foods Inc., una subsidiaria produjo piñas de 1937 a 1955 en que abandonó su cultivo debido a las pérdidas, pero continuó con el henequén, que también manufacturaba.

Según el "Portafolio Azucarero" publicado en 1914, en esa época el central Isabel contaba con 490 caballerías de tierra, de las cuales 70 eran cultivadas por la administración, 170 por colonos del ingenio y el resto de potreros y tierras cansadas. Sembraba la variedad de caña cristalina y cosa poca común en esos años empleaba para su cultivo riego y fertilizantes. Contaba para el transporte con 30 km de vía de ferrocarril de vía estrecha en la que servían 150 fragatas y seis locomotoras.

Durante la zafra de 1913 molió 170 000 @ de caña por día y fabricó 138 533 sacos de azúcar de guarapo y 15 623 sacos de azúcar de miel, haciendo un total de 154 156 sacos de azúcar de 325 libras. En la molienda siguiente produjo 150 596 sacos de azúcar de 325 libras.

En ese entonces la maquinaria del ingenio se componía de dos descargadoras y dos desmenuzadoras, seguidas de dos juegos de cuatro trapiches, 34 defecadoras con 37 600 galones de cabida, tres evaporadores de cuádruple efecto con 30 000 pies de superficie calórica, seis tachos de punto con 1050 sacos de cabida, 16 cristalizadores cerrados, 42 centrífugas sistema Weston y una batería de calderas con 8 250 caballos compuesta de diez multitubulares, tres Climax y nueve Babcock & Wilcox en 14 hornos sistema Burt.

Su situación económica era muy inestable desde los años 40. Sus actividades agrícolas no eran rentables por lo que se había acordado discontinuar y vender sus tierras de caña a los colonos. Sufrió pérdidas en 1950, 1953 y 1954 y ganancias muy pequeñas o insignificantes durante 1941, 1943, 1946, 1952, 1955 y 1956. Su mayor pérdida fue en 1953 con $582 820 y su mayor ganancia en 1947 con $413 919.

De 1954 a 1958 promovió un plan de modernización ascendente a $1 500 000 para ampliar la capacidad de producción y fomento de cañas.

En 1958 tenía un capital ascendente a $ 1 820 742 y sus propietarios seguían siendo la familia Beattie, pero en sociedad con "Luis G. Mendoza y Cía".

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 el central fue nacionalizado por el Gobierno de la Isla que lo renombró como central Juan Manuel Márquez.

Bibliografía consultada:

* Jiménez Soler, Guillermo. Los propietarios de Cuba. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
* Portafolio Azucarero. Industria Azucarera de Cuba 1912 - 1914. Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo. La Moderna Poesía. La Habana. 1914.

No hay comentarios:

Publicar un comentario