Preserving cuba´s memory

lunes, 14 de noviembre de 2016

Central Santa Rosa - Centrales de Cuba

El central Santa Rosa en 1914
El central Santa Rosa, ubicado en Ranchuelo, Las Villas,  era el número 112 del país por su capacidad de producción ascendente a 207 000 @ de caña. Tenía un rendimiento industrial bajo, empleaba 2 000 trabajadores en zafra y poseía 369 caballerías de tierras propias.

Se fundó en el año 1868 (1). Había pertenecido a Gonzalo Alfonso, fundador de la familia Alfonso y de los Aldama, quien era propietario también del ingenio Santo Domingo, el ingenio San José, el ingenio Concepción y el ingenio Armonía. Tras su muerte pasó por herencia a su nieto Miguel Aldama, el más rico de los hacendados cubanos de la medianía del siglo XIX.

Durante la Guerra de los Diez Años los bienes de Miguel Aldama fueron embargados por el gobierno colonial español pasando entonces el ingenio Santa Rosa a la propiedad de la familia González - Abreu que lo retuvo hasta el año 1919.
El central Santa Rosa en 1891 (postal antigua)
Según el "Portafolio Azucarero", publicado en 1914, en esa época el central Santa Rosa poseía 324 caballerías de tierras propias, de las cuales se cultivaban 77 por la administración y 247 por 145 colonos del central. Para el transporte contaba con 7 km de ferrocarril de vía estrecha, 42 fragatas y tres locomotoras. Su maquinaria se componía entonces de una descargadora sistema Alfonso y de una desmenuzadora seguida de un juego de tres trapiches, doce defecadoras de 700 galones de cabida cada una, dos evaporadores de cuádruple efecto, cinco tachos de punto con 850 sacos de cabida, 16 cristalizadores abiertos y dos al vacío; 32 centrífugas y una batería de calderas con 3 864 caballos de fuerza en tres hornos.

El Santa Rosa sembraba la variedad de caña cristalina y tal como era costumbre en la mayoría de los ingenios cubanos en ese tiempo no empleaba para su cultivo ni fertilizantes ni regadío. 

Central Santa Rosa en 1914
Durante la zafra de 1913 molió 14 608 266 @ de caña, con un rendimiento promedio por caballería de 45 000 @, y fabricó 126 982 sacos de azúcar de 325 libras. En 1914 molió 11 679 498 (45 000 @ por caballería) y envasó 103 201 sacos de 325 libras.

En 1919 al control de Marcelino García Beltrán quien poseía en esa época el central San Isidro y que perdiera junto al Santa Rosa durante el crack bancario de 1921 en que pasaron ambos al control de "The National City Bank" que comenzó a operarlos bajo la razón de "General Sugar Company". Tras el crack pasaría a ser propiedad de la "Compañía Azucarera de Sagua", administrado por Juan Antonio Argüelles.

Desde el año 1944 perteneció a la familia Valle González de Sagua la Grande. En 1958 Manuel y Santos Valle González y Manuel Valle Canut Jr. eran, respectivamente: presidente, vicepresidente y tesorero - administrador.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 el central fue nacionalizado por el nuevo gobierno de la Isla que lo renombró como central 10 de Octubre.

Notas:

(1) Otras fuentes plantean que su fundación ocurrió en el año 1851 y que se debió a Vicente González - Abreu Jiménez, quien lo retuvo hasta 1874 en que pasó a María Pascual. Según estas fuentes en 1895 pertenecía a Vicente González Abreu y finalmente entre 1904 y 1919 a Rafael y Alberto González Abreu.

Bibliografía consultada:

- Jiménez Soler, Guillermo. Los propietarios de Cuba. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
- Portafolio Azucarero. Industria Azucarera de Cuba 1912 - 1914. Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo. La Moderna Poesía. La Habana. 1914.

No hay comentarios:

Publicar un comentario