Preserving cuba´s memory

lunes, 7 de noviembre de 2016

Central San Pablo - Centrales de Cuba

El central San Pablo en 1914
El central San Pablo, ubicado en Zulueta, Las Villas, era uno de los quince centrales más pequeños de Cuba (el 148 por su capacidad de producción ascendente a 140 000 @ de caña diarias), un rendimiento industrial mediano, 1500 trabajadores empleados en zafra y 39 caballerías de tierras propias.

Existe contradicción sobre el año de su fundación. Según algunos su fundación se produjo antes de la Guerra de los Diez Años pasando en 1875 a la propiedad de Pablo Medina. Según otros el acto fundacional ocurrió en 1880 por el español Pablo Figueroa y, finalmente, otros plantean que su primer propietario había sido Pablo Medina entre 1874 y 1875.

A partir de ese momento las fuentes se ponen de acuerdo en que entre 1880 y 1891 perteneció el San Pablo a Pablo Figarola, en 1895 a Dolores Prats de Figueredo, de 1903 a 1916 a Edmundo Kurz, entre 1924 - 1928 a "Rodríguez y Viña S en C" de Caibarién y, a partir de entonces, pasa a "Central Tahón SA".

Según el "Portafolio Azucarero" en 1914 el central San Pablo poseía 118 caballerías de tierras propias y arrendaba otras 70. Por la administración tenía 12 caballerías sembradas de caña y 48 destinadas a potreros; además de 146 caballerías cultivadas por 56 colonos, la mayoría de los cuales eran cubanos.

En el de 1913 el San Pablo molió 5 806 049 de tierra con un promedio de 36 700 @ de caña de la variedad cristalina por caballería; lo que resultó en una zafra 43 886 sacos de azúcar de guarapo y 1 186 sacos de azúcar de miel, haciendo un total de 45 072 sacos de 325 libras. En la zafra de 1914 sus cifras fueron similares, pues molió 4 338 730 @ de caña (un promedio de 360 700 @) por caballería) y produjo 35 393 sacos de 325 libras entre azúcar de guarapo (35 112 y azúcar de miel 281).

Para esa época el San Pablo contaba con 3 km de ferrocarril de vía estrecha y 20 fragatas. Disponía de un basculador hidráulico seguido de un juego de tres trapiches, 19 defecadoras con 12 000 galones, un evaporador de triple efecto de 3 600 pies de superficie calórica; tres tachos de punto con 220 sacos de cabida; 852 carritos para enfriar masa cocida; 12 centrífugas y una batería de calderas con 1 200 caballos compuesta de seis multitubulares de tres hornos.

Isaías Cartaya Cartaya, quien había sido administrador del central La Vega antes del crack de 1921, y después de 1922 del central Santa Isabel lo arrendó a comienzos de los años 1930.

"Central Tahón SA" lo arrendó en 1939 a "San Pablo Compañía Azucarera SA", que lo operó hasta el año 1948 y, de 1950 a 1952, a "Azucarera Veguitas SA". Jesús Fernández Magdalena, español, fue su administrador desde 1939 hasta 1959 a la vez que era presidente de "Azucarera Veguitas SA" que desde 1939 lo arrendara y lo controlara totalmente desde 1950. Entre los años 1933 y 1935 no molió.

En 1958 pertenecía a Antonio Miyares López que lo operaba a través de la "Compañía Azucarera Margano SA".

El INRA lo intervino en 1959 tras el triunfo de la Revolución Cubana y después de su nacionalización en 1960 fue renombrado como central Francisco Pérez. 

Fue uno de los primeros centrales en dejar de moler tras el triunfo de la Revolución Cubana pues sus maquinarias pararon definitivamente en el año 1970.

Bibliografía consultada:

- Jiménez Soler, Guillermo. Los propietarios de Cuba. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
- Portafolio Azucarero. Industria Azucarera de Cuba 1912 - 1914. Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo. La Moderna Poesía. La Habana. 1914.

No hay comentarios:

Publicar un comentario