Preserving cuba´s memory

viernes, 2 de septiembre de 2016

Fábrica de Cigarros Trinidad y Hermano – Ranchuelo

Vista Lateral de la fábrica. Actualmente consta de tres pisos,
 originariamente no era así.
Trinidad y Hermanos SA era, en 1958, el 2do mayor productor de cigarros de Cuba, con un 20 % del total y se contaba entre una de las catorce fábricas no azucareras que empleaban en la Isla más de 500 trabajadores (la 11na con 585). Poseía una filial "Tobacco Products Corporation" que adquiría la hoja de los cosecheros de tabaco.

Ramón y Diego Trinidad se habían iniciado en el giro tabacalero con la fundación en 1905 de una fábrica que fue paralizada como consecuencia del crac bancario de 1921. Después de este fracaso fundarían el 2 de mayo de 1921 la empresa que les haría ricos, Trinidad y Hermano. originalmente se situó una casa frente a la estación del ferrocarril (donde funcionaba un pequeño taller de tabaco). Con el tiempo y las inversiones realizadas por sus dueños la producción fue aumentando hasta estar en condiciones, un año después, de trasladarse al local que ocuparon definitivamente.



Vista Lateral
Es preciso reseñar que los hermanos Trinidad, pasaron de ser vendedores ambulantes de cigarros y tabacos en la zona a construir una de las cigarreras más productivas de la República, -según estadísticas de Carlos del Toro en su libro “La alta burguesía cubana 1920-1958”- de acuerdo a su volumen de producción, aparece en el año 1958 como la segunda en importancia del país, con un total de 2 037605 unidades, por detrás de “Regalías El Cuño”.

En 1958 seguía siendo propiedad familiar de los Trinidad: Diego Cosme José Trinidad Valdés, su hermana Gloria y su madre Gloria Ormara Valdés Robledo. Su Consejo de Dirección estaba integrado por ambos hermanos además de Ernesto Quesada Ferrer y Vicente Benito Feullerat Lagar.

Vista trasera
Trinidad y Hermano fue la única fábrica de cigarrillos ubicada en el interior del país que logró sobrevivir en Cuba, constituyendo un inusitado caso de éxito comercial vertiginoso desde los años 30.

Fue intervenida en septiembre de 1960, pasando a control del Estado cubano, en la actualidad sigue funcionando como cigarrera, produciendo fundamentalmente la marca Populares.

Bibliografía consultada:

* Jiménez Soler, Guillermo. Los propietarios de Cuba. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario