Preserving cuba´s memory

lunes, 9 de mayo de 2016

Centrales de Cuba - Central Providencia

El Central Providencia en 1911
El central Providencia se fundó en 1800, por lo que era uno de los cuatros más antiguos que aún se mantenían produciendo azúcar en 1958. Se encontraba ubicado en el término municipal de Güines en la provincia La Habana.

Su primer propietario y fundador fue el ilustre Francisco de Arango y Parreño, I Marqués de la Gratitud, diputado a las Cortes Españolas, Ministro del consejo de Indias y miembro honorario de la Sociedad de Amigos del País, entre otros muchos honores. A él se debe la introducción en gran escala de negros esclavos en Cuba, la supresión del monopolio del tabaco, la libertad de comercio y el fomento de la caña de azúcar como principal actividad económica del país.

Arango y Parreño fomentó, además el ingenio La Ninfa, luego demolido; pero fue el Providencia el que lograron conservar sus herederos hasta la década de 1870 en que pasó a manos de otros propietarios.


En 1902 fue comprado por una firma controlada por la familia Aspuru, que al producirse el triunfo de la Revolución en 1959 todavía lo conservaba. Manuel Aspuru San Pedro, propietario también de los centrales Fajardo y  Toledo - ambos en La Habana - aparecía en ese entonces como su dueño, operándolo bajo la razón de Compañía Azucarera de Güines SA.

Era el Providencia un central mediano – el No. 73 entre por su tamaño entre los existentes en el país – pero con un rendimiento industrial bajo de 12.13; empleaba 2600 trabajadores en zafra y poseía 534 caballerías de tierra en el mismo término municipal de Güines.

Tras el triunfo de la Revolución el central fue nacionalizado y renombró como central Osvaldo Sánchez. El central se mantuvo moliendo por casi cuarenta años más hasta 1997 en que detuvo sus maquinarias definitivamente. En 2002 comenzó a ser desmantelado definitivamente y sus activos pasaron a la empresa agropecuaria que se creó como heredera del central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario