Preserving cuba´s memory

miércoles, 2 de marzo de 2016

Hoteles de Cuba - Hotel Saratoga: El Hotel de las ilusiones ópticas.

El Hotel Saratoga luego de ser relocalizado en su ubicación actual en 1933, nótense los pisos que le faltan.

Una vista de los famosos Aires Libres del Saratoga, uno de los mejores de la zona.
El Hotel Saratoga, estuvo localizado originalmente en la calle Monte, al parecer en las instalaciones del hotel Isla de Cuba, y se trasladó a su ubicación actual en 1933. La construcción de la esquina de Prado y Dragones, una de las más cotizadas de la Habana del Siglo XX, fue originalmente edificada en 1880, para albergar almacenes y casas de viviendas, y luego dio paso alrededor de 1911 al Hotel Alcázar.                                                                                                                                                      



Reconstrucción de la imagen del Hotel Alcázar. Tomado de la web.
La imagen del Saratoga es solo una ilusión óptica, en realidad tiene más plantas de las que por fuera parece tener, esto se debe a que durante su reconstrucción se respetó el armazón externo, y los nueve niveles que se construyeron no se apoyan en la fachada, de manera tal que en algunos casos una puerta da para dos pisos.
Imagen actual del frente del Saratoga.
En el local del hotel estuvieron albergados varios salones famosos, entre ellos una sastrería a la que acudían la mayoría de los senadores de la República, además de los Aires Libres, lugar popular de reunión durante la República, al cual, según la tradición, acudía asiduamente Antonio Guiteras, Secretario de Gobernación del Gobierno de los Cien Días. En dichas instalaciones comenzaron su carrera las Anacaonas, primera orquesta femenina de Cuba.

En 1958 el hotel era propiedad de José Blanco y José López Blanco, el primero vocal y el segundo tesorero de la Asociación hotelera de Cuba, quienes lo operaban a través de Blanco López y Compañía, que controlaba, además, los hoteles Boston y New York.

No hay comentarios:

Publicar un comentario