Preserving cuba´s memory

jueves, 3 de marzo de 2016

Hoteles de Cuba - Hotel Jagua

El hotel Jagua junto al Palacio de Valle
El hotel Jagua se encuentra ubicado en Punta Gorda, la zona más exclusiva de la ciudad de Cienfuegos. De estilo moderno se inauguró en 1959 (el nuevo gobierno cubano heredó el proyecto ya muy avanzado).
La construcción del hotel se debió a "De Fomento y Turismo de Cienfuegos SA.", entidad anónima creada en 1956 que había adquirido el Palacio de Valle, junto con sus hermosos jardines, para operarlo como un casino de lujo. El Jagua sería entonces, básicamente, un hospedaje de primer anexo al casino para los turistas norteamericanos.

De Fomento y Turismo de Cienfuegos estaba controlada por José López Vilaboy (socio del presidente Fulgencio Batista en varios negocios y representante de éste en otros tantos) en sociedad con la familia Del Valle, propietarios del mencionado Palacio.

El terreno sobre el que se edificó el hotel, sumamente inestable, obligó a los constructores a sembrar pilotes de madera y compactar la zona con rocas, arena y cemento, lo que, unido a otros problemas técnicos y organizativos y sindicales causó retrasos constantes en su terminación. No sería hasta 1957 que las obras tomarían impulso.

Punta Gorda, al final se observa el hotel Jagua
Lo cierto es que el objetivo primigenio del Jagua nunca se cumpliría: el triunfo revolucionario del 1ro de enero de 1959 encontró el hotel sin terminar y el nuevo gobierno decidió pronto acabar con el juego, al que identificaba como un imán de vicio y corrupción. Dentro del proyecto original del hotel faltaban por concluir el revestimiento de los pisos de los elevadores, la ambientación y pintura y todo el mobiliario, el parqueo, las áreas verdes y el muelle que serviría para la explotación de los paseos de caza y pesca.

El nuevo gobierno puso mucho interés en la terminación del hotel pues en un primer momento todavía aspiraba a beneficiarse económicamente de la corriente turística procedente de Estados Unidos (posición que luego abandonaría tras extinguirse esta ante las hostilidades crecientes entre Washington y La Habana). No obstante renunció a la idea de convertir el Palacio de Valle en un casino, dejando sólo el proyecto del hotel.

Finalmente el hotel Jagua estaría listo unos días antes de concluir el año, el 28 de diciembre, para hospedar a los participantes en la Convención Internacional del Club de Leones, evento que había sido contratado durante el gobierno anterior y al que asistió el presidente de la República Osvaldo Dorticós Torrado, cienfueguero de nacimiento.

El Jagua se mantuvo brindado servicios de forma casi ininterrumpida por más de treinta años hasta que el derrumbe del socialismo europeo obligó al gobierno de La Habana a replantearse sus prioridades económicas. El hotel fue sometido entonces a una reparación capital y a partir de 1994 comenzó a ser operado por la cadena Gran Caribe.

Durante el paso del huracán Lily en 1996 resultó severamente dañado y en 1999 entró en un proceso de remodelación y pasó a ser operado por el grupo hotelero francés ACCOR de conjunto con Cuba bajo la razón de Mercure Jagua Coralia. En el año 2000 se retiran los accionistas franceses y el hotel vuelve a ser administrado en su totalidad por la cadena Gran Caribe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario