Preserving cuba´s memory

martes, 8 de marzo de 2016

Centrales de Cuba - Central Limones: el central de la Universidad de La Habana.


Los que conocen Limones lo identificarán, es la loma que esta frente al pueblo, en tiempos de la República
El central Limones, después de la Revolución, Fructuoso Rodríguez, y hoy desaparecido. Había pertenecido a mediados del siglo XIX a Ricardo O’Farrill O’Farrill uno de los principales hacendados entre 1849-1853, propietario de 7 ingenios: Cayajabo. San Rafael, Limones, Nueva, Concordia, San Antonio, Esperanza, además de poseer un tercio de las acciones del Gicoteita.


El central Limones en una imagen de 1925
A partir del segundo cuarto del siglo xix los O’Farrill se endeudaron con la Casa Drake a quien en 1854 ya debían $860 000 por lo que J. M. Morales, el administrador de la casa, interesó en la deuda a Tomás Terry, quien en 1869 prestó $600 000, la suma más alta prestada a un hacendado de una sola vez en ese entonces, lo que determinó que en 1879 se vieran obligados a entregar el central a los Terry como pago de una parte del total que sólo fue cancelado en 1910.

Con posterioridad, junto con el Resolución y el Unión, pasó a José J. Lezama, uno de los principales hacendados surgidos a principios del siglo xx, quien quebró cuando el crac bancario, cayendo entonces bajo el control del extinto BNC debido a adeudos ascendentes a $7 758 197.

La “Compañía Nacional de Azúcares”, entre 1919-1928 bajo la presidencia y administración de José Manuel Casanova, lo había operado durante este tiempo, junto con el España y el Reglita en Matanzas. Al quebrar también ésta se le traspasó al Estado en garantía de sus créditos tras intentar sin éxito venderse y, finalmente, el 6 de noviembre de 1942 el D.P. No. 3222 se lo cedió a la Universidad junto con un crédito por $ 100000.

La Universidad lo arrendó a “Cuban Trading Corporation”, después a Jesús Azqueta hasta 1944 en que lo operó “Hernández y García” y, finalmente, Tirso Domínguez Fumero, quien comenzara en noviembre de 1947 y ocasionara con su mala administración que la población ocupara el Ayunta-m.entojunto con protestas populares, por lo que se le rescindió el contrato.Estuvo inactivo desde 1929 hasta 1937 y tenía en su mejor época alrededor de 2000 trabajadores y 490 caballerías de trierras propias.

6 comentarios:

  1. Yo soy un producto del Central "Limones", como bien dice el escrito, el Central estuvo inactivo hasta 1937 y precisamente yo naci el dia anterior de reactivarse su molienda, lo que llevo a que personas de aquella epoca me apodaran como el "niño del pito", al decir que mi madre se asusto con tanta "pitadera" del ingenio ante la alegria de su nuevo comienzo y por ello se le presento el parto. Vivi mis primeros 32 años en el Batey del Central, entre a trabajar como "mensajero", le llamaban "Office Boy" en las Oficinas del Central a los 15 años, gracias a la oportunidad que me dieran el Administrador Ing. Benito Herrera Porras y el Jefe de Oficina Sr. Raul Gonzalez, era una gran oportunidad, al ser el camino para ocupar otras mejores posiciones; en ese momento la Empresa arrendataria era la "Compañia Azucarera Canimar S.A." integrada principalmente por los Hermanos Miyares, una familia que eran propietarios de algunas fincas cañeras y tambien del Departamento Comercial de Limones, familia muy querida en esos momentos en todo el Municipio y principalmente en Limones. Recuerdo siendo yo apenas un jovencito, la lucha que se dio para que lo hermanos Miyares pudieran "a pesar de no tener en esos momentos la fuerza economica para ello", obtener el arrendamiento del Central, los obreros, los colonos y las llamadas fuerzas vivas del Municipio, volcaron todo su apoyo para ello, al final para alegria no solo de los nuevos arrendatarios, sino tambien de todos los que los apoyaron, se les adjudico el arrendamiento del Central "Limones", tuvimos unos años de felicidad con los nuevos arrendatarios, sin embargo, se contaminaron con aquello del nuevo "rico", uno se movio del pueblo de Limonar para Miramar en La Habana, otro para el Central "Amazonas" el cual compraron con las ganancias del "Limones", tambien compraron los Centrales "Najasa" y "San Pablo", nada criticable en ello, eran sin duda unos empresarios que ponian su capital a trabajar y eso es muy meritorio. Lamentablemente lo que si fue criticable es que a mediados de los años 50 y aprovechandose de una nuevas leyes del Dictador Batista, promovieron y lo consiguieron un despido masivo de obreros del Central "Limones", mas de 150 de ellos, fueron despedidos de sus trabajos, los mismos que le dieron todo su respaldo para en su momento obtener el contrato de arrendamiento. Esto fue una accion lamentable, que nunca fue olvidada por los trabajadores. Despues vino el triunfo de la Revolucion Castro-comunista, que no solo acabo con la industria azucarera, tambien con la libertad del pueblo cubano, llevando a un pais que nunca emigro a tener casi tres millones de su poblacion fuera de Cuba, huyendo de la falta de derechos humanos, de la miseria y de la represion.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy un producto del Central "Limones", como bien dice el escrito, el Central estuvo inactivo hasta 1937 y precisamente yo naci el dia anterior de reactivarse su molienda, lo que llevo a que personas de aquella epoca me apodaran como el "niño del pito", al decir que mi madre se asusto con tanta "pitadera" del ingenio ante la alegria de su nuevo comienzo y por ello se le presento el parto. Vivi mis primeros 32 años en el Batey del Central, entre a trabajar como "mensajero", le llamaban "Office Boy" en las Oficinas del Central a los 15 años, gracias a la oportunidad que me dieran el Administrador Ing. Benito Herrera Porras y el Jefe de Oficina Sr. Raul Gonzalez, era una gran oportunidad, al ser el camino para ocupar otras mejores posiciones; en ese momento la Empresa arrendataria era la "Compañia Azucarera Canimar S.A." integrada principalmente por los Hermanos Miyares, una familia que eran propietarios de algunas fincas cañeras y tambien del Departamento Comercial de Limones, familia muy querida en esos momentos en todo el Municipio y principalmente en Limones. Recuerdo siendo yo apenas un jovencito, la lucha que se dio para que lo hermanos Miyares pudieran "a pesar de no tener en esos momentos la fuerza economica para ello", obtener el arrendamiento del Central, los obreros, los colonos y las llamadas fuerzas vivas del Municipio, volcaron todo su apoyo para ello, al final para alegria no solo de los nuevos arrendatarios, sino tambien de todos los que los apoyaron, se les adjudico el arrendamiento del Central "Limones", tuvimos unos años de felicidad con los nuevos arrendatarios, sin embargo, se contaminaron con aquello del nuevo "rico", uno se movio del pueblo de Limonar para Miramar en La Habana, otro para el Central "Amazonas" el cual compraron con las ganancias del "Limones", tambien compraron los Centrales "Najasa" y "San Pablo", nada criticable en ello, eran sin duda unos empresarios que ponian su capital a trabajar y eso es muy meritorio. Lamentablemente lo que si fue criticable es que a mediados de los años 50 y aprovechandose de una nuevas leyes del Dictador Batista, promovieron y lo consiguieron un despido masivo de obreros del Central "Limones", mas de 150 de ellos, fueron despedidos de sus trabajos, los mismos que le dieron todo su respaldo para en su momento obtener el contrato de arrendamiento. Esto fue una accion lamentable, que nunca fue olvidada por los trabajadores. Despues vino el triunfo de la Revolucion Castro-comunista, que no solo acabo con la industria azucarera, tambien con la libertad del pueblo cubano, llevando a un pais que nunca emigro a tener casi tres millones de su poblacion fuera de Cuba, huyendo de la falta de derechos humanos, de la miseria y de la represion.

    ResponderEliminar
  3. Hola Rogelio, un placer, aunque sé quién es usted, y creo que usted debe saber quien soy.
    Muy bueno su comentario, sobre la historia del Limones, sé de buena tinta que los viejos que quedan en ese lugar realmente lo aman. Si tiene más cosas sobre la historia del Limones con gusto lo invito a ponerlo.
    Por favor, como usted ve su comentario lo publicamos íntegro, pero este no es un blog de política, las últimas oraciones son su opinión y la respetamos, pero no tienen que ver con el tema en discución.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa referencia a un lugar que quiero mucho

    ResponderEliminar
  5. Sr.Rogelio, Mi abuelo el Sr. Antonio Maria Miyares Lopes fue el dueno de el central Limones antes de la revolucion. Le puedo asegurar que la familia Miyares siempre fue bien intencionada con respecto al Central Limones y todos los trabajadores. Su mencion que "Los hermanos Miyares promovieron y consiguieron un despido masivo de obreros" es sencillamento falso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La familia Miyares fue muy querida en Limonar y especialmente en Limones lo fue su abuelo Antonio Maria, dueño de varias fincas y del Departamento Comercial, antes de ser ARRENDATARIO del Central "Limones" y no dueño como usted dice. Usted es joven y observo que sus mayores no le han contado toda la verdad y nada mas que la verdad y ya que usted lo ignora le voy a contar: Hicieron un listado de 156 trabajadores, que segun la empresa sobraban, de esos 156 los que quisieon vender sus plazas, asi lo hicieron y mediante una compensacion, renunciaron, el resto fue eliminandose de una forma u otra, hasta lograr la supresion de esas 156 plazas, vuelvo y le repito su abuelo Antonio Ma. fue muy querido en Limones, pero esa medida de las 156 plazas eliminadas, han quedado como una mancha en la historia de Limones, lo siento, pero es la verdad.

      Eliminar