Preserving cuba´s memory

viernes, 25 de agosto de 2017

Central San Cristóbal - Centrales de Cuba

El central San Cristóbal, situado en San Cristóbal, Pinar del Río, era, en 1958, el central No. 58 del país por su capacidad de producción ascendente a 300 000 @ de caña diarias. Tenía un rendimiento industrial bajo, cuatro caballerías de tierras propias y empleaba a 2 500 trabajadores en zafra. Contaba, además, con la segunda refinería más grande de Cuba.

Se encontraba en tierras del antiguo hato de Puercos Gordos que databa del siglo XVII y había formado parte hasta 1886 del Vinculo de Fernandina, extenso latifundio de más de 5 000 caballerías reunido por Gonzalo Herrera Beltrán de Santa Cruz, primer Conde de Fernandina.

Se fundó en 1920 por el coronel del Ejército Libertador cubano Rafael Peña. Al quebrar este a consecuencia del crack  bancario de 1921 pasó, junto con otros nueves centrales, al control de "The National City Bank" operado por la subsidiaria "General Sugar Company". En 1944 lo venderían junto con el Santa Rosa, el San Isidro y el Santa Rita.

El 23 de julio de 1944 fue adquirido por Julio Lobo en sociedad con con Simeón Ferro Martínez e Ignacio Carvajal por 1.8 millones de pesos. Ferro era el presidente y Lobo el vice.

No tenía cañas de la administración y se abastecía totalmente de colonos que tenían sembradas 300 caballerías, de las que, un 70 % eran de la variedad Media Luna 3/18 y POJ - 2878. El 45 % de las cañas se tiraba en carretas al chucho y de allí al central en ferrocarril privado, el resto se transportaba por camiones.

Su administrador era Ignacio Carvajal Cuervo, hijo de Ignacio Carvajal Olivares. Su refinería fundada en 1948 era la segunda mayor del país - después de la del central Hershey - con una capacidad diaria de 10 000 quintales.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 el central fue nacionalizado por el nuevo Gobierno de la Isla que lo renombró como central José Martí.

Entrada al antiguo CAI José Martí (2017)
Durante la reestructuración de la industria azucarera cubana en los años 2000 el antiguo Ministerio del Azúcar decidió la paralización del central y su desactivación. Primero quedó solo como refinería de azúcar y después ya no quedó nada.

En la actualidad sólo se conserva activo un almacén de azúcar del central 30 de Noviembre y el taller de maquinado. En la planta alta de las oficinas del central que se encontraban sobre el antiguo comedor obrero se construyó, posteriormente, una fábrica de bombones artesanales. En el bloque de oficinas de tres plantas que antes sirviera al central funcionan hoy las oficinas de la UEB de la Empresa Agropecuaria José Martí.

Bibliografía consultada:

Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.

Fábrica de bombones construida en las dependencias del antiguo CAI José Martí

No hay comentarios:

Publicar un comentario