Preserving cuba´s memory

viernes, 3 de febrero de 2017

Casa de la Condesa de Gibacoa

Casa de la Condesa de Gibacoa en la calle Oficios (estado actual)
El título de Conde de Gibacoa le fue concedido al Alcalde de La Habana y Coronel de Milicias de Matanzas, Jerónimo Espinosa de Contreras y Jústiz en 1764, en consideración a sus méritos en la defensa de la ciudad ante el ataque inglés y a la donación de extensos terrenos para el asentamiento de las familias emigradas de la Florida.

Don Jerónimo fundó el pueblo de San Lorenzo de Gibacoa en el corral demolido de su propiedad llamado Jibacoa, al este de la ciudad.

Doña María de la Ascensión de la Barrera y Espinosa de Contreras fue la III Condesa de Jibacoa por sucesión de su tío materno y vivió en la casa de la calle Oficios 358 que aparece en las fotos. 

La III Condesa, sus padres y sus hijos, habitaron esta casona, la cual se conocía como la Casa de los Conde de Gibacoa. Con el paso del tiempo los sucesores de la Condesa, pasaron a residir en otro lugar, pero mantuvieron la propiedad de la casa, al menos hasta mediados del siglo XIX.


Fachada de la Casa de la Condesa de Gibacoa (estado actual)
La condesa fue famosa por sus dotes y por la belleza de sus nueve hijas. Fue anfitriona del Duque de Orleáns y sus hermanos durante parte de su estancia en La Habana en 1801. Sus herederos donaron, a solicitud del Gobernador Miguel Tacón, los terrenos de su propiedad para la construcción del Paseo Militar; más tarde conocido como avenida de Carlos III. Su familia paterna fundó el poblado de Barreras, ubicado en el actual municipio de Guanabacoa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario