Preserving cuba´s memory

miércoles, 24 de agosto de 2016

Clínica El Sagrado Corazón - Vedado

La clínica privada El Sagrado Corazón que operaba bajo la razón de Asociación Médica Quirúrgica El Sagrado Corazón se encontraba ubicada en la calle 21 No. 2313 entre 4 y 6 en el Vedado habanero.

Era propiedad de Armando Fernández Fernández, hermano del Dr. Augusto Fernández Fernández. Su director era era el Dr. Roberto Valera Zequeira, antiguo propietario de la Clínica Varela Zequeira que se había fusionado con ésta.

La clínica tuvo sus inicios en el año 1925 cuando los doctores Varela y Zequeira, junto a los también médicos Alfredo Antonetti (quien años después fundara el Centro Médico Quirúrgico) e Ignacio Calvo Tarafa se unieron en la Asociación Médico Quirúrgica El Sagrado Corazón. Como en un comienzo no contaban con local propio consultaba a sus pacientes en una casa situada en Calzada y 2 y remitían a los que necesitaba intervenciones quirúrgicas la Clínica Ledón Uribe en Masón y San Rafael.

Finalmente inauguraron su edificio propio de la calle 21 en el año 1941. Este tenía en un principio dos plantas y funcionó como clínica mutualista para pacientes de las clases cubanas más ricas.

Desde el comienzo contó El Sagrado Corazón con excelentes doctores y personal de enfermería escogido entre los mejores expedientes de los hospitales Nuestra Señora de las Mercedes y Calixto García. La comida, la higiene y el trato eran excelentes y la clínica gozaba de una gran reputación dentro de la clase médica de Cuba. Sin embargo ninguno de los empleados que interactuaban con los pacientes podía ser, bajo ninguna circunstancia, negro, mestizo o de origen asiático. Antes de 1959 sólo dos mestizos trabajaron en El Sagrado Corazón, uno en Mantenimiento y otro como cocinero.

Los salarios eran altos, de los mejores que se pagaban en el sector en Cuba; se cumplía con la jornada de ocho horas y las horas extras se pagaban aparte. También se pagaban cinco pesos de antigüedad por cada cinco años de servicio y se permitían propinas y regalos por parte de los pacientes.

En el año 1943 se adicionó una tercera planta al edificio y once años después, en 1954, se comenzó a construir otro, adyacente a la clínica con el objetivo de ampliarla. Este edificio se inauguró en 1957 y la El Sagrado Corazón duplicó entonces el número de sus trabajadores.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 la mayor parte del personal médico y técnico, inconforme con el rumbo del nuevo gobierno abandonó el país. Finalmente la Clínica fue nacionalizada por el Estado cubano y pasó a llamarse Hospital Ginecobstétrico Ramón González Coro.

Fuente:

* Jiménez Soler, Guillermo. Los propietarios de Cuba. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario