Preserving cuba´s memory

jueves, 23 de marzo de 2017

Bufete Mendoza - Empresas de Cuba

El Bufete Mendoza, ubicado en Amargura No. 205 en La Habana era uno de los más importantes de Cuba y el más antiguo bufete jurídico especializado en asuntos mercantiles.

En 1958 era propiedad de algunas ramas de la familia González de Mendoza y estaba dirigido por Alberto González de Mendoza Freyre de Andrade en sociedad con su primo Julio Batista González de Mendoza, hermano de Agustín, su hijos Alberto y Oscar González de Mendoza Kloers, sus sobrinos Néstor y Enrique González de Mendoza Párraga y sus otros primos Fernando González de Mendoza Zaldo y Mario González de Medonza Vinent.

Eran miembros del Bufete Luis Carbonell; Julio de Juan, Faustino Leal; Juan Rodríguez Ramírez; Enrique Urioste y Carlos Varona del Castillo; hijo de Enrique José Varona y quien, desde 1921, trabajaba en el Bufete y Antonio Iglesias de la Torre, hermano de Julio; quien servía como testaferro al presidente Fulgencio Batista.
Había sido fundado en 1854 por Antonio González de Mendoza Bonilla, profesor de Derecho Mercantil  de la Universidad de La Habana, uno de los fundadores del Círculo de Abogados de La Habana en 1879, ciudad de la que sería alcalde entre 1879 y 1881 y el primer Presidente del Tribunal Supremo de la República de Cuba al crearse éste tras la independencia de la Isla. El Bufete, que se convirtió en el más importante de La Habana fue el precursor dentro de los de su giro en dedicarse al giro de los negocios.

La rama de los Mendoza - de la Torre se mantuvo frente al Bufete durante dos generaciones. Al retirarse su fundador de la vida activa fue sustituido por sus hijos Claudio y Ramón y, tras la muerte del primero en 1942, sería sucedido, consecutivamente, por sus tres hijos: primero por Fernando hasta 1950 y luego por Néstor y Alberto.

Durante los años 1920 el Bufete administró "Suárez y Mendoza", la urbanizadora de los barrios de La Coronela y Barandilla. Desde principios del siglo XX se habían hecho cargo de los temas jurídicos del The Royal Bank of Canada, relaciones que servirían para comprar por parte de Agustín Batista González de Mendoza, antiguo abogado del Bufete al The Trust Company of Cuba, un banco quebrado, propiedad de aquel que llegaría a convertirse, bajo su gestión en el más grande de Cuba.

Bibliografía consultada:

Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
                                                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario