Preserving cuba´s memory

jueves, 16 de febrero de 2017

Banco González y Hermanos - Bancos de Cuba

El Banco González y Hermanos era un banco comercial, nacional, con cinco sucursales y oficina central en calle 48 entre 25 y 27, Artemisa. Era el número 22 del país por sus depósitos ascendentes a $6 500 000.

Tenía un capital ascendente a $428 000, propiedad casi única de José González García, asturiano, nacido en 1903, que era su presidente, junto con su esposa Margarita Xiqués Graells, ambos con con el 84 % de las acciones, en sociedad con con Mariano Martínez Abio, su vicepresidente. González tenía varios negocios en la zona de Artemisa relacionados con piñas y frutos menores, urbanización, compraventa de ganado y otros, y era propietario, además, de "Constructora de Artemisa SA", "Confecciones de Artemisa SA" y de "Artemisa Motors SA".

Uno de los murales del Banco González y
Hermanos de Artemisa
Se fundó en el año 1899, Artemisa por el asturiano Julio González Nuevo, padre de González García, quien falleciera el 4 de octubre de 1951, y fue entonces sustituido por su hijo. Se trasladó para La Habana el 30 de noviembre de 1959.

Durante el crack bancario de 1921, el Banco González y Hermanos estuvo entre los pocos de capital cubano que pudieron liquidar sus obligaciones con sus clientes y deudores y mantenerse a flote, lo que le ganó reputación entre las instituciones financieras del país.

Sus principales clientes eran productores de tabaco con el 11 %, financieras de autos con el 11 %, almacenistas de víveres con el 7 % y cosechadores y comerciantes de piña con el 5 %. Realizaba operaciones especulativas y favorecía aquellos negocios en los que tenía intereses o participación.

Padecía de serias deficiencias de organización y dificultades con su solvencia debido a la política de crédito liberal que le ocasionaba pérdidas. A partir de 1953, sin embargo, sus utilidades se elevaron por encima de los $45 000.

El banco poseía sucursales en Artemisa, La Habana, San cristóbal y Guanajay. En el interior de sus oficinas centrales en Artemisa, el banco exhibía unos majestuosos murales que aún se conservan, obra del artista local Mario Cordovés, que ilustran pasajes de la historia del municipio y se consideran como patrimonio.

Fue nacionalizado por el Gobierno Cubano, junto al resto de la banca nacional el 13 de octubre de 1960.

Bibliografía consultada:

Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.


No hay comentarios:

Publicar un comentario