Preserving cuba´s memory

jueves, 9 de febrero de 2017

Banco de la Construcción - Bancos de Cuba

El Banco de la Construcción era un banco comercial, nacional, con oficina central en 23, No. 74, en el Vedado, La Habana y dos sucursales. En 1958 era el 20mo banco en importancia por el monto de sus depósitos ascendentes a $7 400 000.

Tenía un capital de $1 500 000, suscrito por 93 accionistas que, aún cuando habían acordado un tope de acciones de $30 000 por tenedor, su política era controlada por la Junta de Directores. Los principales con 200 acciones eran Alberto Cardet Hinojuelos, Presidente de la Junta de Accionistas y expresidente del Banco Agrícola e Industrial; Mario Rivas Piedras y Juan Gronlier, presidente de Central Puerto SA.


A éstos le seguían, con 100 acciones su presidente José Bibal Iburruzquetia, nacido en Francia, presidente de la constructora "Albarrán y Bibal SA", vicepresidente de "Unión Petrolera Aurerrá - Jarahueca"; su hermano, Gregorio; Eugenio Albarrán, vicepresidente de "Albarrán y Bibal SA"; Cándido Bolívar; Rafael Gaytán, vicepresidente primero; Fausto Monne Serio y Manuel F. Goudie Monteverde, ambos vicepresidentes, y, por último, su tesorero Mauricio de Almagro.

Francisco Monne, hermano de Fausto, y propietario del central Río Cauto, ejercía una influencia decisiva a través de Gaytán, quien lo dirigía en la práctica y era secretario de la empresa de su central.

Dos dirigentes del gobierno de Fulgencio Batista, Anselmo alliegro y Nicolás Arroyo, eran pequeños accionistas y en su Junta figuraban Agustín Sorhegui, presidente del Colegio Nacional de Arquitectos, y Avelino González, presidente de la Asociación de Ferreteros y propietario de la ferretería y maderera "Avelino González SA".

Los mencionados, empresarios de la construcción con intereses coligados lo fundaron el 17 de mayo de 1954 con el propósito de otorgar facilidades a dicho sector, por lo que protagonizó una gran rivalidad con el Banco Agrícola e Industrial, donde también habían fuertes intereses de la industria de la construcción y del que procedía Cardet y Francisco Monné Serio.

Jesús Manzarbeita Gurruchaga, propietario de "Manzarbeita y Compañía" y "Constructora TIC SA", había sido su vicepresidente y propietario de 200 acciones hasta el 9 de enero de 1958. 

Su principales clientes eran el Fondo de Hipotecas Aseguradas (FHA) con el 41 %, los contratistas con el 22 %, muchos de los cuales eran afiliados, y la CENCAM, presidida por Rubén Batista Godínez, que recibió un préstamo por $2 000 000 que le BANDES adquirió posteriormente.

Se le imputaban métodos de organización y contabilidad inadecuados, administración ineficiente, y una política de créditos adversa en más del 46 % de la cartera.

Tenía una alta concentración de depósitos (67 %) de Retiros y organismos oficiales. Gozaba de amplias utilidades por encima de los $100 000 desde 1954 debido a la productividad de FHA y emitía capital por lo que tenía  bastante liquidez. Los préstamos, depósitos y las utilidades crecieron, pagando un 7 % de dividendos desde 1955.

Bibliografía consultada:

Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario