Preserving cuba´s memory

viernes, 7 de octubre de 2016

Glosario azucarero

Debido a la gran cantidad de entradas relacionadas con la industria azucarera cubana existentes en el blog, Segunda Zafra encuentra necesario dedicar una a la elaboración de un glosario de términos azucareros que permita a sus lectores una comprensión más cabal de los artículos que para ellos publica:

Glosario azucarero:

Bodegas (también conocidas como cantinas): Eran establecimientos mixtos que vendían víveres ropas y otros artículos de uso doméstico y para realizar tareas en el campo, a los trabajadores de los bateyes en centrales y colonias. Las bodegas pertenecían, por lo general, a los propietarios de los centrales o eran arrendadas a un dueño particular por el central. La oficina que se encargaba de administrar las bodegas era llamada Departamento de La Comercial. En muchos centrales, los trabajadores, por muchos años, recibieron los salarios en vales, tokens o fichas que estaban obligados a gastar en las bodegas. En 1934, tras una larga lucha de los trabajadores azucareros que se extendió a todos los centrales del país, el sistema de pago en vales fue abolido y sustituido por el pago en efectivo.

Cantinas:Ver bodegas.

Cañas de la administración: Se llamaban así a las cañas que eran cultivadas por el propio central, y todos los trabajos de preparación de las tierras, asistencia, corte y tiro, corría por parte de su administración. Este método no era el más común, pues los centrales, por lo general, arrendaban sus tierras a los colonos.

Casa de Criollos o Criollero: Era el edificio donde, durante la época de la esclavitud en Cuba, se cuidaban y atendían los niños de los negros esclavos mientras éstos permanecían en su trabajo.

Central: En Cuba se refiere a la instalación industrial para la producción de azúcar de caña. Fueron llamados así desde el siglo XIX tras la división del trabajo en agrícola e industrial.

Cláusula de garantía: Relacionada con la Tesis de la Compensación económica, esta cláusula, introducida en la Ley de Coordinación Azucarera protegía a Cuba contra el aumento de los precios de los productos alimentarios y materias primas que Cuba importara de los Estados Unidos.

Colonos: Eran propietarios o arrendatarios de tierras dedicadas al cultivo de la caña. Había tres tipos de colonos. Los colonos ricos  o grandes colonos, propietarios de grandes extensiones de tierras. Esta condición los convertía de hecho en colonos libres, pues podían disponer de las cuotas de cañas asignadas para moler de acuerdo con la Ley de Coordinación Azucarera y ofertarlas al central que mejor pagara; aunque los compromisos y acuerdos entre los dueños de centrales convertían en algo casi imposible el ejercicio de este derecho. Los colonos medios eran aquellos que disponían de cantidades limitadas de tierras. Éstas, por lo general, pertenecían a los propios centrales que no las tenían como cañas de administración, o eran arrendadas a sus propietarios o a los que actuaban como intermediarios de dichas tierras. Los colonos medios estaban obligados a moler en un determinado central y no podían disponer de sus cañas como los colonos ricos. Por lo general, recibían el valor correspondiente a la cantidad de azúcar mínima establecida por la Ley de Coordinación Azucarera, para ser entregada por el central por cada cien arrobas de cañas molidas pertenecientes al colono. Los colonos medios al igual que los colonos pobres recibían el nombre de colonos vinculados (al central). Los colonos ricos y medios pagaban a los obreros agrícolas la asistencia, corte y tiro de la caña. Loscolonos pobres disponían de pequeñas áreas de tierra arrendadas al central, dueño, intermediario o en aparcería, y la fuerza de trabajo utilizada por lo general era la de su propia familia.

Compensación Económica: Tesis defendida por los trabajadores azucareros cubanos que establecía que Estados Unidos y Cuba debían fijar una correlación entre los precios del azúcar exportado a dicho país y los productos que se importaban del mismo.

Cuotas de cañas: Las cuotas eran la cantidad de azúcar autorizada a moler por un central en una zafra Cada colono, a su vez, tenía asignada una cuota de siembra, que era la que estaba autorizada para moler. El central molía las cañas de los colonos hasta completar la cuota asignada. Este sistema de cuotas, así como otras regulaciones asociadas a la producción de azúcar, eran establecidos de acuerdo con la Ley de Coordinación Azucarera.

Diferencial Azucarero: La Ley de Coordinación Azucarera determinaba que al finalizar el año se pagara a los colonos la diferencia entre el precio que regía en zafra y el precio promedio alcanzado por el azúcar durante el año. Antes de promulgarse esta ley, los hacendados se apropiaban de esta diferencia. Los trabajadores, bajo la dirección de Jesús Menéndez, lograron que este cargo adicional fuera extendido también a ellos. El pago del Diferencial Azucarero representó para los trabajadores azucareros un pago adicional al finalizar el año, consistente en un porciento igual a la diferencia del salario devengado en base al precio del azúcar durante la zafra.

Hacendado: En Cuba desde el siglo XVIII se les denominó como hacendados a los propietarios de los ingenios azucareros.

Ley de Coordinación Azucarera: Esta Ley regulaba las relaciones entre los hacendados (dueños de centrales), los colonos y los trabajadores agrícolas e industriales. Establecía el mínimo de azúcar que correspondía a los colonos por cada cien arrobas de cañas de su propiedad molidas en el central. También regulaba el pago que debían recibir los trabajadores agrícolas en las distintas labores, por parte de los colonos. La Ley no regulaba la renta que los colonos vinculados debían pagar por las tierras arrendadas a los hacendados. Generalmente el hacendado exigía una parte del azúcar que le correspondía al colono: una o más arrobas por cada cien de caña molida. Otra forma de pago estaba dada por la entrega de una cantidad de caña por cabañería. La Ley obligaba a los colonos no dueños de sus tierras (colonos no libres) a moler sus cañas en el central donde estaban ubicadas dichas tierras; igualmente establecía la cantidad de caña a sembrar (cuotas), la cual estaba relacionada con la cantidad de azúcar asignada para producir en el central.
Plan Chadbourne: Fue elaborado por el economista norteamericano del mismo nombre tras la gran crisis económica de 1929, representando los intereses de las grandes corporaciones azucareras que existían en Cuba. Consistía en reducir la producción azucarera a escala mundial para lograr el aumento de los precios. Al final resultó un fracaso total, pues la única nación que restringió sus zafras fue Cuba.

Refacción: Era el proceso mediante el cual se financiaban los gastos en que incurrían los hacendados, colonos o cultivadores tanto en la industria como en la agricultura. Como garantía de pago se ofrecían las producciones futuras y otros bienes.

Refinerías no anexas: Eran empresas refinadoras de azúcar cuyos dueños eran a su vez propietarios de centrales. A diferencia de aquellos centrales cuyas refinerías eran anexas a ellos, las refinerías no anexas funcionaban como empresas independientes. Este hecho hacía que sus dueños las excluyeran de aquellas ventajas económicas que por leyes, resoluciones o decretos, debían recibir las refinerías anexas a los centrales.

Tiempo muerto: Se denominaba así al tiempo que mediaba entre una zafra y otra. Por lo general la zafra no sobrepasaba los tres meses y el tiempo muerto se extendía a nueve. Durante ese intervalo de tiempo la única oportunidad que tenían los obreros fabriles y trabajadores agrícolas de realizar alguna labor, era durante las reparaciones antes de iniciarse las molidas o en !a limpia y mantenimiento de los campos de cañas. 

Vales (fichas o tokens): Era una forma de pago empleada en los centrales en que en vez de dinero en efectivo se entregaban vales para gastar en la bodega del central, donde los precios de las mercancías eran encarecidos por los dueños. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario