Preserving cuba´s memory

martes, 16 de agosto de 2016

Armour y Compañía SA

Armour y Compañía SA era el más importante de los 11 establecimientos mezcladores de fertilizantes que existían en Cuba antes de 1959. Empleaba 200 obreros y se encontraba ubicado en Matanzas. También operaba un establecimiento productor de manteca (55 %), jamones  (20 %) y embutidos (15 %), con 200 trabajadores sito en la calle Desamparados, No. 166, en La Habana.

Era una de las cinco filiales en Cuba de firmas norteamericanas bajo el control del grupo financiero de Chicago, cuya casa matriz era Armour and Company.

La planta de fertilizantes se había establecido desde los primeros años del siglo XX en Matanzas donde producía ácidos sulfúricos y otros productos químicos para la agricultura.



Por entonces se dedicaba, además, a refaccionar centrales azucareros, convirtiéndose, mediante adjudicaciones por quiebras y deudas de sus clientes, en propietario de varios centrales como el Washington, el Araujo y, a finales de la década de 1920, el Porfuerza.

La sucursal de La Habana operaba con deficit comercial y un pasivo excesivo debido al amplio financiamiento que recibía, ascendente a tres millones de pesos y, aunque las ventas se acercaban a los diez millones, sufrían pérdidas. A partir de 1956 la planta comenzó a ser operada como una sucursal de Chicago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario