Preserving cuba´s memory

lunes, 13 de febrero de 2017

Banco de los Colonos - Bancos de Cuba

El alto y abandonado edificio del Banco de los
Colonos destaca en la calle Aguiar
El Banco de los Colonos, era un banco nacional con siete sucursales y oficina central en Aguiar No. 360, La Habana, En 1958 era el 12do en importancia del país por el monto de sus depósitos, ascendentes a $22 000 000.

Tenía un capital ascendente a 1 039 000, suscrito por más de 3 000 accionistas. Propiedad principal de Gastón Godoy Loret de Mola, quien era su presidente y controlaba el 54 % de las acciones con su familia, integrada por los hermanos, Felipe, Ernesto, Luis y Josefina, su esposa Laura Angulo y otros.

Los otros accionistas mayoritarios eran Amado Aréchaga, vicepresidente 1ro y presidente de "Cubana Compañía", Francisco Panceira, Laureano González Cárdenas, presidente de "La Cañera, Compañía de Seguros SA" y Laureano González Álvarez, vicepresidente 2do.

Formaban parte de su Consejo de Directores, Tomás F. Puyáns, José Pérez San Juan, Fermín A. Fleites, Gerardo Vázquez Alvarado y Ángel Ubera. 


La "Sucesión de Laureano Falla" suscribió acciones desde 1943 a través de Ángel Pardo Jiménez y en 1956 parecen haber suscrito unas 1 233 a través de Servando Fernández Rebull.

Fachada del antiguo Banco de los Colonos
en Aguiar 360
El banco se fundó el 23 de julio de 1942 por 40 colonos, en su mayoría de origen canario, promovido por Gastón Godoy Agostini, padre de Gastón Godoy Loret de Mola. Comenzó con pluralidad de accionistas con el propósito de refaccionar a pequeños colonos, pero terminó controlado por Godoy junto a un grupo de colonos ricos que se turnaban en la dirección de la Asociación Nacional de Colonos de Cuba (ANCC). En 1952 abandonó su política en favor de los pequeños colonos convirtiéndose en prestamista, principalmente de centrales azucareros.

El grupo que lo controlaba creó desde el 5 de diciembre de 1944 un Voting Trust encabezado por Gastón Godoy, que forzaba a los pequeños accionistas a venderle su participación pues no repartían dividendos, a la par que le prestaban capital al propio banco. Entre ellos se encontraban Francisco Panceira, Teodoro Santiesteban, Juan Aguirrechú Pagés y José Pérez San Juan, todos expresidentes de la ANCC, jutno con otros dirigentes de la misma como Tomás Puyáns, Aurelio Álvarez, Fermín Fleites, Ramón Blanco Interián y el propio Godoy Agostini.

Tras la muerte de este último en 1954 se produjo una fuerte lucha por el control entre su hijo, de una parte, y de otra, Laureano González Álvarez y Francisco Panceira Fiffe. Aunque Godoy logró vencer, sus contrincantes, no obstante, lo desalojaron de "La Cañera, Compañía de Seguros".

A partir de 1952 sus préstamos se concentraron en la industria azucarera (80 %), mientras que a los colonos se redujeron apenas al 9 %. Sus principales clientes eran la ANCC, la Nueva Compañía Azucarera, propiedad de Gómez Mena; Industrias Andorra, propiedad de Fulgencio Batista; "Cuban Canadian Sugar Company"y el central Narcisa, entre otras.

Su situación financiera, su política crediticia, su solvencia y sus utilidades, aunque no declaraban dividendos, eran buenas, oscilando entre $250 000 y $315 000, habiendo superado los $300 000 desde 1955. La administración era segura y eficiente, aunque comenzó a resentirse en los últimos años bajo el mandato de Godoy Loret de Mola.

Sucursales en La Habana:

  • Carlos III, No. 502
  • Lacret, No. 471

Bibliografía consultada:

Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.


No hay comentarios:

Publicar un comentario