Preserving cuba´s memory

lunes, 3 de octubre de 2016

¿Cuántos cubanos emigraban hacia Estados Unidos antes de 1959?

Es de todos conocido que después del triunfo de la Revolución Cubana de 1959 y, sobre todo, de las medidas económicas y políticas adoptadas por esta, se produjo un gran movimiento migratorio desde la Isla hacia los Estados Unidos. Sin embargo aún hoy se sabe poco sobre cómo se comportaba la emigración cubana hacia su próspero vecino del norte antes de esa fecha.

La gran mayoría ignora, por ejemplo, que Cuba no se encontraba incluida dentro de los países a los cuales Estados Unidos tenía asignadas las llamadas “cuotas de inmigración” que permitían un proceso legal y ordenado, y que muchos cubanos que decidían probar suerte en ese país debían hacerlo como inmigrantes ilegales.

Tampoco se comprende a cabalidad – porque las pasiones políticas a ambos lados han echado demasiada niebla en el asunto – por qué la emigración cubana hacia Estados Unidos había venido creciendo lenta, pero consistentemente a largo de la República y se había incluso incrementado de forma notable en la década de 1950.

Segunda Zafra no pretende, ni puede, dar respuesta definitiva a estas interrogantes, sólo invita a la reflexión en torno al fenómeno y para ello propone la lectura de un análisis contemporáneo al problema, publicado por la excelente revista Cuba Económica y Financiera en su No. 369, correspondiente a diciembre de 1956.

La emigración hacia Estados Unidos

Sigue evidenciándose el interés público en las cifras de los cubanos que han emigrado en los últimos años a los Estados Unidos, existiendo alguna disparidad entre las publicadas hasta ahora, según la procedencia del dato.

La información obtenida por esta Revista del “immigration and NaturalizationService", de Washington DC, acusan, en el año fiscal que se venció en junio 30 del presente año de 1956 un aumento apreciable en el número de nativos, de Cuba que obtuvieron ese año el permiso de residencia permanente en los Estados Unidos, según la comparación estadística que se inserta a continuación basada datos en datos de la citada fuente oficial:

En junio 30
Nativos de Cuba admitidos en
Estados Unidos para residencia permanente
1945
2 172
1946
2 091
1947
2 989
1948
3 122
1949
2 677
1950
2 179
1951
1 893
1952
2 536
1953
3 509
1954
5 527
1955
9 294
1956
14 953

Nativos de Cuba que han obtenido la ciudadanía de Estados Unidos:

En el mencionado departamento oficial de Washington existen, además, las cifras de los que, después de cumplir los requisitos que se exigen, se hacen ciudadanos de los Estados Unidos. Es decir, que después de residir durante cinco años en aquel país, y de llenar una serie de documentos; certificaciones, juramentos y exámenes, etc., pueden obtener la ciudadanía, si bien se les autorizan determinadas ausencias del país durante períodos prudenciales, mediante la debida notificación y autorización.

Existen asimismo cuadros estadísticos de los nativos de Cuba que, tras residir en Estados Unidos el tiempo que marca la Ley, han solicitado y obtenido la ciudadanía, denominándoseles para los efectos legales “Naturalized United States Citizens”, derecho éste que se le otorga a los emigrantes de todos los países que han cumplido los requisitos de las leyes de inmigración.

El número de los natives de Cuba que durante los últimos a;os han solicitado y obtenido a ciudadanía en los Estados Unidos según cifras de Washington, es el siguiente:

En junio 30
Nativos de Cuba admitidos cómo ciudadanos
Naturalizados de Estados Unidos
1945
816
1946
715
1947
522
1948
545
1949
509
1950
718
1951
775
1952
817
1953
982
1954
1482
1955
1921
1956
1372

Conviene aclarar que ni en las estadísticas insertadas de los inmigrantes cubanos entrados en Estados Unidos con "Permiso de Permanencia" ni en el cuadro que antecede, referente a los que han sido admitidos como "Ciudadanos Naturalizados de Estados Unidos", están comprendidas las personas no nacidas en Cuba, aunque hubiesen entrado en los Estacha Unidos con documentación cubana, ya que para la fijación de cuota de inmigración, se tiene en cuenta el país de nacimiento, no la ciudadanía o ciudadanías obtenidas.

Es sabido que los Estados Unidos tienen establecidas cuotas de inmigración para unos sesenta y seis países del mundo, las que representaron un total de inmigrantes en 1954 de 208177 personas, incluyendo los entrados de otros países sin cuota, entre los que se encuentran Canadá, México, Cuba, Haití, República Dominicana, Zona del Canal u otro país independiente del Centro o de Suramérica, pudiéndose estimar los entrados sin cuota en unos 54 000, ya que las cuotas de los países con limitación suman unas 154 600 personas.

Véanse a continuación las cuotas de inmigración que aparecen fijadas por los Estados Unidos, con especificación de las más elevadas, según datos oficiales:

Países
Cuota de inmigrantes
Gran Bretaña e Irlanda del Norte
65 381
Alemania
25 814
Irlanda
17 756
Polonia
6 488
Italia
5 645
Suecia
3 295
Holanda
3 136
Francia
3 069
Checoslovaquia
2 859
URSS
2 697
Noruega
2 364
55 países restantes
16 173
Cuota anual de inmigrantes
154 657

El total de estas cuotas está desde luego sujeto a deter¬minadas ampliaciones de emergencia, como sucede actual¬mente en el caso de Hungría que, pese a contar con una cuota de 865 personas, podrá contar con una autorización especial de 21 500 personas como inmigrantes con carácter de refugiados, debido al desplazamiento y a la crítica situa¬ción de enormes masas afectadas por el caos político de dicho país.

Como se ve, el gran poder de absorción de elementos laborales y de técnicos en los Estados Unidos, las posibilidades de ocupación y de bienestar estables y el elevado, estándar de vida de aquella nación, la han convertido desde hace muchos años en la meta de grandes contingentes ansiosos de un mejoramiento y de mayores oportunidades económicas y sociales.

La falta de una amplia diversificación agrícola y de fomentos industriales durante muchos años, ha venido produciendo una acumulación de brazos inactivos en Cuba que han tenido que orientarse hacia otros países, entre ellos Venezuela, causa ésta que tiene Cuba que ir subsanando para absorber las nuevas promociones de jóvenes aptos aunque es sabido que aun en el casos de regiones como las que aparecen en las cuotas de inmigración de Estados Unidos con grandes posibilidades de ocupación, habrán de siempre personas ansiosas de entrar en aquel país atraídas por las condiciones excepcionales para los hombres de ambición.

Fuente:

Cuba Económica y Financiera. Volumen XXXI, No. 369. Diciembre de 1956.

No hay comentarios:

Publicar un comentario