Preserving cuba´s memory

viernes, 18 de agosto de 2017

Central Perseverancia - Centrales de Cuba

Central Perseverancia en 1913
El central Perseverancia, ubicado en Real Campiña, Aguada de Pasajeros, Las Villas, era, en 1958 el No. 34 del país, con una capacidad de molienda de 400 000 @ de caña diarias, un rendimiento industrial mediano, 3 500 trabajadores en zafra y 1 261 caballerías de tierras propias.

Había pertenecido al español Miguel Díaz Pérez desde su fundación en 1892 hasta 1915 en que fue comprado por la "Cuban Cane Sugar Corporation", constituida ese año y que, al quebrar en 1929, y tras los litigios judiciales fue adquirido por la "Compañía Azucarera Atlántica del Golfo", la cual lo vendería en 1950, junto al central Soledad, iniciando así las ventas de seis de los más pequeños de sus doce centrales.

En 1913 sembraba las variedades de caña cristalina, morada y blanca, empleando para su cultivo el uso de fertilizantes, lo que no era habitual en los ingenios cubanos de la época. Para su transporte se servía de una red de 57 Km. de ferrocarril de vía ancha y 25 Km. de vía estrecha, con 20 km. de servicio público. Contaba el Perseverancia con 210 carros de vía ancha, 68 de vía estrecha, siete locomotoras de vía ancha y cuatro de vía estrecha.
Central Perseverancia en 1913
Su maquinaría se componía entonces de un basculador lateral y una desmenuzadora, seguidos de un juego de cuatro trapiches, cuatro defecadoras de 7 500 galones cada una y más de 3 500 galones cada una, dos evaporadores, uno de cuádruple efecto y otro de triple efecto con 14 000 pies de superficie calórica, tres tachos de punto, 18 cristalizadores abiertos y ocho al vacío, 42 centrífugas de 30" y una batería de calderas con 3 500 caballos de fuerza compuesta de doce seccionales en seis hornos.

Fue uno de los dos centrales que el magnate azucarero Julio Lobo comprara en asociación con la familia Escagedo (en 1950 el Perseverancia y en 1945 el Fidencia), produciéndose poco después un intercambio cuando los Escagedo compraron su parte en el Fidencia y le vendieron, a su vez, su participación en el Perseverancia.

Maquinaria del central Perseverancia (1913)
El edificio del central fue reconstruido entre 1951 y 1953, pues había sufrido daños por un incendio y un ciclón. Sus activos se elevaban a $3 900 000 y tenía una situación financiera aceptable pues el pasivo era a largo plazo y con firmas del propietario. Entre 1953 y 1954 tuvo pérdidas por $30 000 y $112 000, respectivamente, pero obtuvo ganancias por $350 000 y 267 000 en 1957 y 1958.

En 1958 sus cañas eran en un 34.18% de la variedad POJ - 2878, 15.17 % de CO - 213, 4.79 % de Media Luna 318 y 39.63 % de Pepe Cuca y se  abastecía por completo de de cañas de colonos que cultivaban en terrenos propios y arrendados. La caña rendía como promedio 58 010 @ por caballería.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 el central fue nacionalizado por el nuevo gobierno de la Isla que lo renombró como central 1ro de Mayo.

Durante la reestructuración de la industria azucarera cubana llevada a cabo en la década del 2000 se decidió la paralización del central que detuvo sus máquinas en 2002. Posteriormente fue demolido.

Bibliografía consultada:
  • Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
  • Portafolio Azucarero. Industria Azucarera de Cuba 1912 - 1914. Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo. La Moderna Poesía. La Habana. 1914.

No hay comentarios:

Publicar un comentario