Preserving cuba´s memory

miércoles, 2 de marzo de 2016

Hoteles de Cuba - Hotel Palacio Viena

Detalle de la arcada principal
El hotel Palacio Viena o, simplemente, hotel Viena, ha sido siempre uno de los menos conocidos del país y de los que menos referencias existen; quizás por el poco tiempo que funcionó como tal, entre las décadas de 1920 y 1930.

Ubicado en la intersección de las calles Muralla e Inquisidor, el hotel comenzó a funcionar durante el primer boom hotelero de Cuba en la década del 20, cuando José Cueto adquirió el monumental edificio construido en 1906 por el arquitecto Arturo Marqués para dedicarlo al negocio de la hostelería y lo bautizó como Palacio Viena. Estratégicamente situada en un ángulo de la Plaza Vieja la edificación, una de las mejores representantes del art noveau en la Isla, solía servir de sede a varios almacenes y una fábrica de sombreros.

En todo el conjunto se nota a ratos la fuerte influencia de Gaudi: Su fachada que es su principal atractivo se encuentra profusamente tallada y sus balcones semejan olas, mientras los telamones, sobresalen desde la arcada principal.

Tras dejar de funcionar como hotel el edificio se dedicó al inquilinato y poco a poco se fue deteriorando hasta que finalmente sus moradores fueron desahuciados y el interior del inmueble se derrumbó. Como la fachada sufrió pocos daños la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana decidió comenzar un proceso inversionista para recuperar el edificio como hotel con el nombre de Palacio de Cueto.

Antigua postal de la Plaza Vieja. A la izquierda se observa el edificio donde se establecería el hotel Palacio de Viena
Estado actual del antiguo hotel Palacio Viena, futuro hotel Palacio de Cueto











No hay comentarios:

Publicar un comentario